Cambiar el aceite? Para que? – Primera parte

Yendo por Lugones veo que el relojito de la temperatura empieza a volverse loco. Sube, baja, sube, baja… parecía Huracán.

Empecé a ver humo saliendo del capot. Listo. No tengo más auto. Fue lo primero que pensé. Tomé la primer salida, que es una que no tiene carteles. Puse valizas, me bajo para abrir el capot del auto. No lo podía ni tocar. Estaba hirviendo.

Luego de un rato de sol y humedad, logré abrirlo y el calor me golpeó la cara. Abrí la tapa del tanquecito de agua. Antes de terminar de desenroscarla, la tapa sale disparada y un agua oxidada marron me quema toda la mano. Soy un genio.

Ahora volvía a esperar, esta vez a que el agua deje de salir disparada para todos lados. Cuando se calmó, saqué el bidón del baul, porque siempre hay que tener un bidon con agua en el baul viste, para darme cuenta que no tenía agua. Ya me parecía que estaba livianito.

Empecé a buscar una canilla en las entradas de las casas como cuando era chico y buscaba llenar las bombuchas. Con el bidón lleno volví al auto y llené el tanquecito. Cerré el tanque y el capot. Arranqué y me fui.

 

Estaba muy preocupado pero como el auto dejó de fallar, me olvidé.

Ahora… Como es que esto tiene que ver con cambiar el aceite? ya vas a ver…

 

Cual es la conclusión de esta parte de la historia, siempre manejá por lugares en donde haya entradas de casas con canillas.

 

No puedo ser el unico que le pasó esto. Vos? Mañana te cuento como sigue.

Mecánicos en Caba:

One thought on “Cambiar el aceite? Para que? – Primera parte

Leave a Reply